La escena teatral y literaria

Shakespeare nació en el mejor momento literario inglés, en el Siglo de Oro de la literatura británica. Isabel I había logrado en su reinado prosperidad y estabilidad política. El patriotismo era un sentimiento en alza y del continente llegaban los influjos del saber clásico y del Renacimiento. Las Artes, en general florecían, y, el teatro, en particular, era el género por excelencia. Se habían hecho las primeras traducciones importantes de Ovidio, Apuleyo, Horacio, Heliodoro, Plutarco, Homero, Séneca y Virgilio. Parece que Shakespeare conocía la mayor parte de ellas y que en él pesaron bastante Ovidio y Plutarco.

La época de su reinado fue también brillante en lo cultural, sobre todo en poesía y música y teatro. Es muy probable que la reina Isabel y Shakespeare se conocieran personalmente. Consta por documentos varios que la compañía de teatro para la que trabajaba el dramaturgo  se presentó en varias oportunidades en la corte de la reina. En varios pasajes de la obra de Shakespeare hay alusiones directas sobre la reina. La compañía del lord Chambelán, para la que trabajaba Shakespeare, se presentó varias veces en la corte; en varias obras de teatro atribuidas a Shakespeare hay varias alusiones a la reina. En El Mercader de Venecia dice el príncipe de Marruecos: En Inglaterra tienen una moneda / que lleva la figura de un ángel estampado en oro. Allá solo grabado está. Y aquí de hecho un ángel yace en tálamo de oro.

Se afirma que fue tal el entusiasmo que Isabel mostro por Falstaff, un personaje de la obra histórica Enrique IV, que la reina le pidió a Shakespeare lo ‘reviviera’ en otra pieza. Y así fue. Este Falstaff es el protagonista de la comedia Las alegre comadres de Windsor.

Llamada también ‘la reina virgen’ –Elizabeth– nació en Londres, Greenwich en 1533 y falleció  en Richmond, Londres en 1603. Hija de Enrique VIII quien se casó en seis oportunidades y de Ana Bolena, segunda esposa de Enrique VIII. Isabel I Tudor, la dinastía a la que pertenecía, fue reina de Inglaterra e Irlanda 1558-1603; junto con la actual reina de Inglaterra Isabel de Windsor, y la reina Victoria constituyen los reinado más prolongados de Inglaterra: 63 años Isabel de Windsor y 64 la reina Victoria.

Reina Isabel

Isabel de Winsor                                      La reina Victoria                            Isabel I Tudor

Poco antes de que su madre, Ana Bolena, muriese ejecutada, decapitada bajo acusación de adulterio, incesto y traición fue declarada ilegítima. La anulación del matrimonio de sus padres convirtió a María en ilegítima; perdió el tratamiento de princesa, los derechos de sucesión al trono y fue expulsada de la corte, pero en 1544 el Parlamento reconoció de nuevo sus derechos sucesorios. Subió al trono a la muerte de su hermanastra María Tudor (conocida como Bloody Mary – María la sangrienta) (1558), esposa de Felipe II.

Durante el reinado de Isabel se llevó a término una política de expansión marítima que sentó las bases del Imperio colonial británico. Sus corsarios, principalmente Drake (Inglaterra, 1543 – Portobelo, Panamá, 28 de enero de 1596), pirata, explorador, comerciante de esclavos, político y vicealmirante de la Marina Real Británica y John Hawkins (1532 – 1595) también pirata, navegante, mercader, corsario y comerciante de esclavos. Juntos atacaron de manera persistente las rutas comerciales y los puertos españoles de América, desatando así una pugna con España por el dominio del mar.

En Isabel 1577 envía a Martin Frobisher (1535 o 1539 – 1594) un marino inglés que hizo tres viajes al Ártico para buscar el Paso del Noroeste. En 1584 se establecieron en el Nuevo Mundo los primeros colonos ingleses en las actuales costas de Virginia. Muchos lugares… el estado de Virginia en Estados Unidos, las Isla Vírgenes un archipiélago en el mar Caribe específicamente en las Antillas menores al este de la isla de Puerto Rico; las islas Vírgenes —territorio dependiente del Reino Unido— llevan su nombre como un homenaje a ‘la reina virgen’.

Contó con buenos ministros como William Cecil Lord Burghley, primer barón de Burghley (1520-1598) quien se interesó mucho en el impulsó de las actividades marítimas. Todo ello y sobretodo el contrabando y la piratería produjeron enormes beneficios de los que participaba la reina. La población se duplicó. La ruina de Amberes, la ruina comercial de Brujas a fines del siglo XV, favoreció su grandeza económica. Nombró caballero a Francis Drake (1543 -1596). El desastre de la Armada Invencible  —término de origen inglés pues los españoles la llamaban la Gran Armada— se refiere al proyecto hispano  de 1588 proyectada por el monarca español Felipe II para destronar a Isabel I e invadir Inglaterra marcó el comienzo del poderío naval inglés.

La reina Isabel I apoyaba las expediciones de Drake, y su objetivo aparente era concluir tratados comerciales con los habitantes de las islas en el sur del Pacífico y explorar un continente desconocido cuya existencia en el hemisferio meridional se rumoreaba. Pero la reina también dio a Drake carta blanca para saquear los buques y puertos españoles y llevarse tantos tesoros como su barco pudiera contener, pues, como le dijo, «así me vengaría gustosamente del rey de España por los diversos agravios que he recibido de él». Fiel a la política de su padre Enrique VII Isabel persiguió el catolicismo y dictó las actas de Supremacía y de Uniformidad, que representaron la imposición del anglicanismo en todo el país. Fue Enrique VIII quien entre los hechos más notables de su reinado se incluyen la ruptura con la Iglesia católica romana y el establecimiento del monarca como jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra (Iglesia anglicana), la disolución de los monasterios y la unión de Inglaterra con Gales.
Reina Isabel

Francis Drake

También la reina Isabel prestó su apoyo a los hugonotes de Francia y mandó ejecutar a la reina de Escocia, María Estuardo (1587), que había acudido a la Corte de Isabel en busca de ayuda tras la sublevación de los protestantes escoceses (1568). Su actuación política, objetiva y nacionalista, se interpuso en todos los campos a los intereses de Felipe II. Bajo su reinado se completó la anglicanización de Irlanda, que originó violentas insurrecciones.

En  política Isabel siguió una estrategia de gran prudencia y habilidad; supo rodearse de buenos consejeros, como William Cecil (lord Burleigh). Sus favoritos, Leiscester y Essex, no tuvieron gran influencia política; envió a Essex al patíbulo tras un intento infructuoso de rebelión. Dos películas recientes, Elizabeth, Elizabeth the Golden age, (los años dorados) se ocupan con lujo de detalles de la vida de Isabel y de por qué resulta irónico que se llamara ‘la reina virgen’. En efecto las negociaciones matrimoniales que se emprendieron, siempre con fines políticos, para casarla, fracasaron una tras otra y todos sus pretendientes fueron rechazados (Erik XIV de Suecia, el duque d’Alençon, de Francia, Felipe II).

Reina Isabel 3

Isabel poseía una compleja y fascinante personalidad; era fría, lúcida, inteligente y culta. Considerando las características de la época en que vivió, no era muy amiga de la violencia, ni excesivamente intolerante, si bien, al mismo tiempo, era caprichosa en extremo y mostró cierta crueldad en repetidas ocasiones. Se caracterizó por su absolutismo en el gobierno del país, por reafirmar el protestantismo y por su firmeza en el desempeño de las funciones reales, a las que supeditó sus propios intereses personales. Su capacidad de gobernante y su respeto por la nación, le granjearon el afecto de sus súbditos. Al morir sin sucesión Isabel, dejó como heredero a Jacobo de Escocia, hijo de María Estuardo. Tomaría posesión del trono como Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra.

Reina Isabel 4

La reina Isabel I Tudor